Inteligencia Emocional con Caballos

Como algunos de vosotros sabéis, ayer tuvo lugar en Formaser una conferencia que mostraba el trabajo que realizamos sobre la Inteligencia Emocional con caballos.

Como en cada conferencia, taller o formación, el grupo toma un lugar determinante a la hora de configurar los resultados que se obtienen de los mismos y las personas, al ser únicas e irrepetibles, otorgan un ambiente original y personal.

Dentro del campo de la Inteligencia Emocional y del trabajo con los caballos partimos de la premisa de que es en el encuentro del ser humano con el caballo, donde ocurre una relación que permite a las personas ampliar su mirada en diversos temas que quedan estancados.

Al compartir esta reflexión emergieron varias personas que compartieron sus experiencias al entrar en contacto con estos animales: entre ellas sobresalió la reflexión de una cantante profesional que redescubrió su voz, a pesar de su amplio entrenamiento, al entrar en relación con este campo de trabajo.

Lo que sí que está claro es que para entrar en contacto con un caballo sólo puede hacerse bajando los hombros, soltando la cara y entrando en contacto con la humildad.

Todo un ejercicio que dispone al ser humano a renunciar a saberlo todo y a sintonizar con el no saber, algo a lo que no estamos acostumbrados, para alcanzar una ampliación de una mirada a todo aquello que nos ocurre y que no encontramos por mucho que pensemos en la solución.

Es ahí donde ocurre algo maravilloso: el encuentro con uno mismo.

Algunos planteamos incluso que ocurre algo tan sorprendente que parece como que la vida misma participa directamente de la resolución.

Miguel Martín Montalvo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA