¿Qué son los traumas?

Hay diferentes lecturas para abordar el tema del trauma.

En este espacio vamos a acercarnos de manera sencilla a un mecanismo que dificulta seriamente a las personas que lo sufren.

Los traumas aparecen ante impactos que no pueden ser procesados por el ser humano, bien por escasez de tiempo a la hora de integrar lo que ha ocurrido, bien por el dolor que generan.

Hay diferentes tipos de impactos: los que provienen de la naturaleza y los que provienen del ser humano.

Los que tienen que ver con la naturaleza son aquellos en los que determinados movimientos de la propia vida generan situaciones de desastre, tipo terremotos, tsunamis, explosiones o muertes tempranas.

Estos traumas son ajenos a la naturaleza humana y son indeterminados.

Los que provienen del ser humano son traumas generados a través de movimientos producidos por los propios seres humanos: abusos sexuales, agresiones físicas, suicidios cercanos, accidentes de coche, abortos.

En ambas situaciones, el ser humano, al producirse en él un impacto, lo primero que va a hacer es intentar procesar lo que está ocurriendo.

El factor tiempo suma una dificultad al procesamiento: la vida está en continuo movimiento y cualquier digestión necesita ser realizada de manera ágil para seguir con el hilo de la vida.

Tarea difícil ante tal estado de dolor. En muchas ocasiones las personas quedan congeladas y acaban transitando el escenario “sin sentir”.

El núcleo del problema es que este congelamiento queda registrado en el organismo y en diferentes ocasiones los seres humanos que lo padecen retraumatizan el escenario en situaciones presentes, a veces sin apenas darse cuenta.

En este sentido, disciplinas psicoterapéuticas de nueva generación han emergido para dirigirse al foco del trauma y reprocesar todo aquello que fue procesado de manera rápida y sin herramientas.

Es entonces cuando el cuerpo humano descomprime el congelamiento que fue engendrado en el tránsito del impacto.

Sin embargo, no hay que olvidar el proceso psicoterapéutico previo para afrontar con garantías el reprocesamiento de las situaciones que produjeron el estado de congelamiento.

Miguel Martín Montalvo